14Dic 2018

Todos, al menos alguna vez,  nos hemos imaginado como personajes de Matrix esquivando rayos láser y haciendo acrobacias en el aire. Ahora bien, ¿qué esquivaban exactamente? ¿Sabes cómo funcionan estos rayos láser? Son los mismos que salen de las alarmas de seguridad, sí. Estos tipos de sistemas son los conocidos sensores infrarrojos de las alarmas láser y en este artículo te explicamos cómo funcionan.

La radiación infrarroja de las alarmas láser

Para entender cómo funciona este fenómeno tenemos que explicar qué es la radiación infrarroja. Esta es un tipo de radiación electromagnética con una gran longitud de onda que el ojo humano no puede captar. Los colores que vemos con nuestros ojos están dentro del espectro visible, pero existen radiaciones que no, como esta.

Esta radiación está directamente anclada al calor. Cuando más caliente esté una cosa, más radiación infrarroja producirá. Cualquier cosa, en menor o mayor medida, desprende un calor que puede ser detectado mediante sensores. Exacto, en este momento estás desprendiendo radiación infrarroja sin darte cuenta.

¿Sabes cómo funcionan las alarmas láser?

¿Alguna vez has visto una imagen así? Se trata de fotografías captadas por cámaras térmicas que detectan la radiación infrarroja y la traducen cromáticamente, con colores calientes y fríos. Aunque no te lo creas, una alarma y una cámara térmica tienen más en común de lo que crees. Existen cámaras infrarrojo exclusivamente dedicadas a servir para videovigilancia.

La mecánica de las alarmas láser

Es algo que damos por hecho pero que no entendemos realmente, cazamos al ladrón pero no sabemos cómo. La pregunta es… ¿cómo se integra el concepto de radiación infrarroja en una alarma? ¿Y cómo consigue detectar la presencia de ladrones u objetos ajenos a las estancias? ¿Conoces la mecánica de las alarmas láser?

Bien pues, los sensores de radiación infrarroja contienen una celda compuesta por sulfuro de cadmio. Esta celda, al ser expuesta a la luz, varía su resistencia eléctrica, siendo determinada así por la radiación infrarroja que recibe. Cuando en una zona estable se producen movimientos bruscos, el sensor capta una radiación infrarroja irregular y activa la alarma.

Por ejemplo, durante el día un sensor puede ser expuesto a cambios graduales de radiación infrarroja cuando sale el sol, cuando este da de lleno o cuando anochece. Sin embargo, si un ladrón entra en tu estancia, se produce un brusco cambio, pues la alarma detecta el calor que produce.

Una vez se activa la alarma, se notifica a la central receptora y a la policía.

¿Y por qué mi mascota no activa la alarma?

Si no tienes ninguna mascota y un animal accede a tu propiedad, la alarma saltará. Sin embargo, si tienes una mascota y no salta es porque está adaptada. Más allá de los rayos infrarrojos, las alarmas se pueden modificar y calibrar para que no reaccionen bajo unos parámetros concretos. Por ejemplo, si el animal tiene un peso inferior a los veinte kilos y tu alarma está calibrada para no activarse hasta superar dicha marca, no habrá falsas alarmas. Para el caso de mascotas muy grandes, se pueden establecer espacios seguros exclusivos.

La mecánica de las alarmas láser Es algo que damos por hecho pero que no entendemos realmente, cazamos al ladrón pero no sabemos cómo. La pregunta es… ¿cómo se integra el concepto de radiación infrarroja en una alarma? ¿Y cómo consigue detectar la presencia de ladrones u objetos ajenos a las estancias? ¿Conoces la mecánica de las alarmas láser? Bien pues, los sensores de radiación infrarroja contienen una celda compuesta por sulfuro de cadmio. Esta celda, al ser expuesta a la luz, varía su resistencia eléctrica, siendo determinada así por la radiación infrarroja que recibe. Cuando en una zona estable se producen movimientos bruscos, el sensor capta una radiación infrarroja irregular y activa la alarma. Por ejemplo, durante el día un sensor puede ser expuesto a cambios graduales de radiación infrarroja cuando sale el sol, cuando este da de lleno o cuando anochece. Sin embargo, si un ladrón entra en tu estancia, se produce un brusco cambio, pues la alarma detecta el calor que produce. Una vez se activa la alarma, se notifica a la central receptora y a la policía. ¿Y por qué mi mascota no activa la alarma? Si no tienes ninguna mascota y un animal accede a tu propiedad, la alarma saltará. Sin embargo, si tienes una mascota y no salta es porque está adaptada. Más allá de los rayos infrarrojos, las alarmas se pueden modificar y calibrar para que no reaccionen bajo unos parámetros concretos. Por ejemplo, si el animal tiene un peso inferior a los veinte kilos y tu alarma está calibrada para no activarse hasta superar dicha marca, no habrá falsas alarmas. Para el caso de mascotas muy grandes, se pueden establecer espacios seguros exclusivos. En cualquier caso, podemos ofrecerte un sistema de alarmas adaptado a tus necesidades. Si quieres saber qué tipos de protección ofrece SDS Seguridad Alicante puedes contactarnos, estamos dispuestos a ayudarte en cualquier momento. ¿Sabías tú cómo funcionaban las alarmas láser?

En cualquier caso, podemos ofrecerte un sistema de alarmas adaptado a tus necesidades. Si quieres saber qué tipos de protección ofrece SDS Seguridad Alicante puedes contactarnos, estamos dispuestos a ayudarte en cualquier momento.

 

¿Sabías tú cómo funcionaban las alarmas láser?

 

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR