Actuación inmediata y eficaz


La situación de los extintores portátiles, deberá decidirse estratégicamente para colocarse próximo a los puntos donde se considere mayor probabilidad de incendiarse, a ser posible próximo a las salidas de evacuación. Su visibilidad y acceso ha de ser fácil, visible y accesible.

Existen distintos tipos de extintor, con agentes exintores de incendios a presión distintos: agua a presión, pulverizada, desmineralizada, polvo...

El mantenimiento, al día. Efectividad garantizada


Cada 3 meses


El titular del extintor debe comprobar el fácil acceso al mismo, buen estado aparente, precinto, inscripciones, manguera y el estado de carga del extintor, así como las partes mecánicas.

Cada 12 meses


SDS, empresa autorizada; verifica el estado de la carga (preso y presión), también se comprueba la presión de impulsión, estado de la manguera, boquilla o lanza, válvula y partes mecánicas.

Cada 5 años


A partir de la fecha de timbrado, el extintor debe retimbrarse de acuerdo con la ITC-IE-AP.5 del Reglamento de aparatos a presión sobre extintores de incendios. El retimbrado debe constar en la placa del extintor.

Recomendaciones


Es recomendable revisar que el manómetro marque la carga correcta. La vida útil de un extintor, no podrá en ningún caso exceder los 20 años.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR